15 de abril de 2014

Kinsale (1602), los tercios españoles en Irlanda

Apenas habían pasado catorce años desde La Armada 'Invencible' (1588), cuando fue necesario lanzar otro ataque sobre Inglaterra, otro desembarco.

Para ello se decidió prestar ayuda a la siempre aliada Irlanda, enemiga acérrima de Inglaterra. Sobre el papel el plan parecía perfecto: los hombres de los tercios españoles eran invencibles en el campo de batalla, su espíritu y valor indomables, su resistencia infinita y su moral alta.

Sin embargo, la realidad superaría las expectativas: aquellos hombres, considerados por sus superiores como héroes mitológicos pero tratados como mendigos por la falta de medios y dinero, padecieron hambre, frío y enfermedades en un territorio hostil, asediados en la pequeña localidad de Kinsale por una fuerza inglesa que les triplicaba en número, sin posibilidad de escapatoria.

Cuando a principios de enero de 1602 un ejército proveniente del norte de Irlanda alcanzó las cercanías de Kinsale con la intención de romper el cerco y socorrer a los españoles, ambos bandos comprendieron que aquello que se dirimiría en el campo de batalla era mucho más que el rescate de la guarnición, el futuro de la expedición y de la propia Irlanda estaban en juego.

Aquel 3 de enero 1602 la Fortuna iba a sonreír a un solo bando...
Que el lector retroceda en el tiempo y se sumerja en las nieblas de la Historia para conocer el destino de los valientes hombres de la expedición a Irlanda.

Fuente

14 de abril de 2014

La Batalla de Kinsale (1602)

Kinsale, sur de Irlanda (1601-1602).

Ese año, 3.500 españoles fueron enviados al confín del mundo conocido, a la lejana e ignota Irlanda.

El maestre de campo Juan del Águila tenía por misión asegurar un puerto y ayudar a los clanes irlandeses que se habían rebelado contra la reina Isabel I de Inglaterra.

Hasta ese momento, la isla era prácticamente desconocida para la mayoría de aquellos hombres, puesto que tan solo un puñado de marinos gallegos, cántabros y vascos había recabado en sus puertos del sur.

El interior era un misterio esmeralda, de brumas y caudalosos ríos, poblado por montaraces guerreros, llamados "salvajes" por ingleses y españoles.

El joven Felipe III, deseoso de emular las glorias de su padre Felipe II, había emprendido aquella expedición con el objetivo de asegurarse unas bases en la retaguardia inglesa con las que hostigar a la reina Isabel y desviar la presión que ésta ejercía sobre el comercio con las Indias y el apoyo a los rebeldes holandeses.

Fuente:

13 de abril de 2014

'Juego de Tronos', tres días por Irlanda del Norte


El 'Juego de Tronos' puede ser más feo que la cara de El Perro y más oscuro que el corazón del rey Joffrey.

Demos, pues, gracias a los dioses por los paisajes tan condenadamente bellos. Paisajes que sólo se pueden encontrar en Irlanda del Norte.

Este itinerario de tres días te lleva al mismísimo corazón sangrante de los Siete Reinos.

A lo largo del recorrido, pasaremos por las localizaciones más memorables de la serie, donde los malvados Lannister, los honorables Stark y todos los demás interpretaron sus papeles en la saga. Así que afila tu espada, ajústate el escudo y embarca en un viaje al Poniente del mundo real.

Día 1: Parque forestal de Tollymore a ciudad de Belfast, 63.8 Km./79 minutos a 50 Km/h.
Día 2: Belfast a Antrim, 28.6 Km./35 minutos a 50 Km/h.
Día 3: Antrim a Derry, 85.2 Km./105 minutos a 50 Km/h.

12 de abril de 2014

'Juego de Tronos' (T4), territorio irlandés

¡'Juego de Tronos' (T4) ya está de vuelta!

Y es explosivo: La Víbora Roja ha llegado para la Boda Púrpura, hermano y hermana (y amantes) se han reunido, y Arya se vengará. Un día regular en Poniente, o deberemos decir Irlanda del Norte?

En Irlanda del Norte nunca estás lejos de alguna de las maravillosas localizaciones de 'Juego de Tronos'.

Pero nosotros los conocemos por sus auténticos nombres...
Como las praderas de Dothraki en el valle de Shillanavogy en el Condado de Antrim, el Camino Real que pasa por los 'Dark Hedges' hasta Armoy, o el puerto de las mitológicas islas del Hierro en Ballintoy.

Se han rodado más partes de la serie en Irlanda del Norte que en ningún otro lugar del mundo. Así que emprende el viaje, es el momento de explorar nuestro itinerario de tres días de 'Juego de Tronos'.