1 de marzo de 2015

RBS 6 Nations (2015): Irlanda 19-9 Inglaterra

Irlanda doblega con claridad y justicia a Inglaterra y con el 19-9 con el que se ha impuesto en el Aviva Stadium de Dublin se confirma como el gran favorito a revalidar el título en el VI Naciones después de la tercera jornada.

De hecho, el 'XV del Trébol' ya es el único candidato a conseguir el Grand Slam, después de sus tres victorias en las tres primeras jornadas.

Irlanda, que no ganaba a Inglaterra desde 2011, cumplió su revancha particular con Inglaterra en el mejor momento y, después del segundo parón del torneo, dentro de quince días visitará el Millenium Stadium donde espera una Gales todavía con opciones al título.

Por su parte, Inglaterra recibirá en Twickenham a Escocia, con la Copa Calcuta en juego y la amenaza de 'Cuchara de Madera' sobre los del 'Cardo', mientras que Italia, tras asaltar Murrayfield este sábado y olvidarse ya de la 'Cuchara', recibirá a Francia en el Olímpico de Roma en busca de su tercera victoria consecutiva como local ante un triste y depauperado 'XV del Gallo'.

Fuente:

27 de febrero de 2015

La costa de las cabezas cortadas (1580)

Smerwick, 10 de septiembre 1580.

Las verdes tierras del sudoeste de Irlanda fueron testigo en el siglo XVI de una de las matanzas más trágicas de su Historia.

Eran tiempos de guerra y por entonces, el enfrentamiento directo entre los valedores del Catolicismo y los defensores del Protestantismo configuró un panorama político y religioso totalmente intranquilo.

Como resultado, más de 600 personas fueron brutalmente asesinadas. Los hechos tuvieron lugar cuando un numeroso grupo de españoles e italianos, acompañados por el capitán Sebastiano de San Giuseppe, llegaron en barco a la costa irlandesa para prestar su apoyo a las tropas católicas locales.

Sin embargo, tras varios meses establecidos en el denominado Fuerte del Oro o Fuerte de Smerwick (Dún an Óir, en gaélico irlandés), fueron sorprendidos por más de 4.000 soldados británicos que les acorralaron por tierra y mar. La muralla, testigo de la masacre.

El asedio duró muy poco tiempo. En tan sólo tres días, Sebastiano de San Giuseppe se rindió, a pesar de tener víveres suficientes para resistir y contar con el apoyo de todos sus valientes soldados como el del español Hércules de Pisano.

De esta manera, las tropas británicas de Lord Grey de Wilton entraron en la fortaleza y ordenaron la matanza de los más de 600 españoles, italianos e irlandeses que habían acudido hasta allí en busca de protección.

Hombres, mujeres y niños fueron maniatados y uno a uno, fueron degollados delante de sus propios compañeros. Tras la tragedia, los cuerpos fueron arrojados por el acantilado cercano a Dún an Óir y cuentan, que semana tras semana, muchos de ellos aparecían flotando en el mar, cerca de la bahía de Smerwick.

Fuente:

22 de febrero de 2015

Las cabezas cortadas de Smerwick (1580)

Las verdes tierras de Dingle, S.E. de Irlanda fueron testigo en el siglo XVI de una de las matanzas más trágicas de su Historia.

Eran tiempos de guerra y por entonces, el enfrentamiento directo entre los valedores del Catolicismo y los defensores del Protestantismo configuró un panorama político y religioso totalmente intranquilo.

Como resultado, más de 600 personas fueron brutalmente asesinadas.

Smerwick, 10 de septiembre 1580, las huellas de la violencia. Desde un primer momento, los lugareños que iban hallando los restos de los caídos procedieron a enterrarlos en las dunas de arena de las playas aledañas.

Un hecho que ha producido que, siglos después, se hayan seguido encontrando piezas óseas en aquel lugar. Un entorno del que ya quedan pocos recuerdos. Tan sólo un monolito conmemorativo y alguna que otra piedra de la antigua fortificación.

Sin embargo, son muchos los vecinos que aseguran, a día de hoy, que Smerwick está maldito y que, en ocasiones, pueden escucharse los desgarradores gritos y lamentos del pasado.

Fuente:

21 de febrero de 2015

'La Sanidad en la Jornada de Inglaterra' -M. G. Rivas

La incidencia que los factores sanitarios tuvieron en el desarrollo de la Jornada de Inglaterra de 1588 no había sido abordada en profundidad hasta el momento, de ahí el interés de esta obra, en la que a partir de numerosa documentación, en su mayor parte inédita, se estudian una serie de aspectos que jugaron un papel decesivo en el fracaso de la Gran Armada.

Las epidemias aparecidas en Lisboa en los meses previos a la salida, que ocasionaron numerosas bajas, entre ellas la del gran Álvaro de Bazán; los problemas surgidos en el suministro de víveres, cuya repercusión fue mayor que la derivada de la supuesta escasez de municiones, y las necesidades que se plantearon en el momento del regreso, a los puertos del Cantábrico, de los restos de la Armada, son algunos de los temas abordados.

Pero, sobre todo, la obra ofrece una visión muy amplia y detallada de las características de la asistencia sanitaria en el Ejército y en la Armada del siglo XVI, a través de los diferentes niveles que culminaban en el Hospital Real que acompañaba a toda fuerza expedicionaria.

Se analizan, con gran rigor, la estructura de estos hospitales, sus plantillas, el material de que disponían y los recursos terapéuticos utilizados, por lo que la obra se constituye en un instrumento básico para el conocimiento de la Sanidad naval y militar en el siglo XVI.

Fuente:
- "'La Sanidad en la Jornada de Inglaterra (1587-1588)' -Manuel Gracia Rivas, Ed. Naval".

15 de febrero de 2015

RBS 6 Nations (2015): Irlanda 18-11 Francia

Irlanda, amparada en un partido muy serio y en la efectividad en los lanzamientos a palos de Jonathan Sexton, justificó su condición de defensora del título con un triunfo de gran valor ante Francia, otra de las aspirantes a ganar el Torneo de las Seis Naciones (18-11).

Francia, que el año pasado fue testigo directo en París del título irlandés, no pudo con su rival en el Aviva Stadium.

El 'XV del Gallo' no gana en Dublín desde 2011. Esta derrota pone muy cuesta arriba la pretensión gala.

Los franceses trabajaron al máximo en defensa, apenas dieron opciones de anotación a los 'verdes', pero su celo para contener las acometidas locales se tradujeron en penalizaciones milimétricamente aprovechadas por Sexton, que convirtió cinco golpes de castigo. Ian Madigan, que le sustituyó momentáneamente por una herida, logró el sexto.

Fuente:

14 de febrero de 2015

Sendas y leyendas en Irlanda (en bicicleta)

El condado de Down (Contae an Dúin), uno de los seis que conforman la pequeña Irlanda del Norte, es considerado por los expertos como uno de los mejores lugares de la Isla Esmeralda para la práctica del cicloturismo. 

Bosques, montañas y lagos milenarios, pueblos tradicionales y castillos en ruinas conforman un paisaje que harán de las distintas rutas mucho más que un simple ejercicio de pedaleo.

En las faldas y alrededores de las verdes montañas de Mourne, piedra angular natural del condado y lugar donde se han grabado muchos exteriores de la popular serie 'Juego de Tronos', nacen y mueren la mayoría de las sendas y carreteras elegidas por aquellos que quieren explorar la naturaleza subidos en su bicicleta.

Fuente.

8 de febrero de 2015

RBS 6 Nations (2015): Italia 3-26 Irlanda

Irlanda, actual campeona del torneo Seis Naciones de rugby, comenzó la edición 2015 con una victoria por 3-26 sobre Italia en un partido laborioso con resultado más amplio del que reflejó el juego.

Los jugadores de Joe Schmidt tuvieron que trabajar a fondo para doblegar a una escuadra italiana volcada en la defensa que sólo aflojó en la segunda parte. La primera terminó con marcador de 3-9.

En ausencia de Jonathan Sexton, la apertura del 'XV del Trébol' fue encomendada a Ian Keatley, que estuvo, como su equipo en general, sólido sin alcanzar la brillantez, aunque efectivo en el disparo a palos (14 puntos).

La tarjeta amarilla a Guiraldini en el minuto 63 dejó a su equipo con 14 hombres en la fase de más intenso dominio irlandés. Irlanda consiguió dos ensayos, dos transformaciones y cuatro golpes de castigo, mientras que Italia anotó gracias a un golpe de castigo.

Fuente:

7 de febrero de 2015

'Los hijos del caballo'. Sangre, misterio

Alba, actual Gales. Verano del 438 d. C.

Ciarán se despertó y sintió una humedad pegajosa entre las pieles. Aífe estaba dormida, encaramada completamente sobre él en un abrazo que pareciera estar salvándole de un mal sueño.

La sangre de ella se había deslizado bocabajo regando también su piel, dibujando extraños símbolos entre los vientres de ambos. Volvió una imagen que se le había enterrado muy profundamente: las sábanas de Olwen, sedientas en su lecho de muerte, después de haber absorbido su vida por completo.

Al principio Ciarán se alarmó, pero la respiración acompasada de Aífe, pesando sobre su pecho, contribuyó a calmarle.

—¿Estás bien? —murmuró. Le besó la cabellera negra.
—Sí... Tengo que ir al río. —Ella se incorporó con la urgencia propia de las madres. Deseosa de poner orden antes de que los niños se despertasen.
—Yo te llevaré.

Ciarán se levantó: la desnudez resaltando los zarpazos de vida que su esposa le había dejado sobre el cuerpo. Con la rodilla en tierra le envolvió bien las pieles manchadas alrededor de la cintura y la tomó en sus brazos.

Ella se sujetó a su cuello, con los pechos descubiertos y una expresión agradecida, enamorada. El sol brillaba afuera, con la viveza del verano, y los niños distinguieron las siluetas semidesnudas de los padres a contraluz, bajo el dintel.
—Papá —le llamó Ciar, somnoliento.

Fuente: