13 de julio de 2014

A flote la joya de La Armada 'Invencible' (1588)

Ya sea en inglés o en gaélico, no hay topónimo en Irlanda en el que perviva con más intensidad la leyenda de La Armada 'Invencible' (1588) que Spanish Point: O Rinn na Spáinneach.

Situada cerca de los Acantilados de Moher, esta pequeña población de apenas 80 vecinos ha vuelto a reforzar en las últimas semanas sus lazos con la Felicísima Armada de Felipe II gracias a una campaña arqueológica de primer orden: el Proyecto 'San Marcos'.

En las próximas semanas, se intentará recuperar el galeón del mismo nombre que, hace 426 años, se hundió en sus costas. Construido en 1585 en Cantabria, el San Marcos era el pináculo de la tecnología naval de la época y una de las joyas de la escuadra de Portugal.

Comandado por el Marqués de Peñafiel, desplazaba 790 toneladas y contaba con 33 cañones de bronce, además de 350 soldados y 140 marineros.

La comunidad científica cruza los dedos ante la posibilidad de, por primera vez, encontrar en Irlanda un galeón, un descubrimiento mayúsculo que se sumaría al de otros pecios de la Armada, como el de la galeaza Girona, cuyos tesoros brillan en el Ulster Museum de Belfast.

Porque el gran escenario de la derrota de la flota de Felipe II, una formación de 130 barcos y 26.000 hombres pensada para invadir Inglaterra, no fue el Canal de la Mancha, sino el litoral occidental de Irlanda.

Fuente:

12 de julio de 2014

'Cuentos' -Oscar Wilde

Este volumen ofrece toda la narrativa breve de Oscar Fingal O'Flahertie Wills Wilde (1854-1900), pequeñas joyas literarias que él calificaba de «estudios en prosa», pensadas tanto para niños como para adultos.

Sus primeros relatos, con ecos de Andersen, Hoffmann y la tradición popular, son fábulas de exquisita prosa, cuyo encanto reside en la ingenuidad y la bondad que exaltan.

En 'El crimen de lord Arthur Saville' y otras historias, entre las que destaca el famoso relato 'El fantasma de Canterville', Wilde da rienda suelta a su vena satírica y humorística, mientras que en 'Una casa de granadas', influido por el simbolismo decadente francés, se muestra mórbido, pagano y sensual, caminando triunfal por la belleza.

Fuente:
- "Cuentos en su librería Casa del Libro".

Nº de páginas: 272 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editoral: ESPASA LIBROS, S.L.U.
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788467007763.

6 de julio de 2014

La Gran Guerra (1914-1918), el arte de la guerra

La Primera Guerra Mundial (1914-1918) fue también la primera moderna en muchos sentidos.

Abarcó la tierra, el mar y el aire, en una colaboración múltiple, enfocada a un resultado único. Puso al servicio del diseño, la construcción y producción de armamento los avances tecnológicos, la capacidad industrial, los desarrollados sistemas de transporte (especialmente el ferrocarril) y los novedosos de comunicaciones.

Aunque en su despliegue seguían presentes las bayonetas, los caballos e incluso las palomas mensajeras, se sentaron las bases técnicas y estratégicas para posteriores conflictos.

El avión, a pesar de hallarse en sus balbuceos, se estrenó como plataforma de reconocimiento; una aplicación que se revelaría fundamental en guerras futuras a fin de conocer las posiciones del enemigo y dirigir los movimientos de las tropas propias. 

Y, puesto que el reconocimiento sólo podía efectuarse con la máxima eficacia sin la oposición de la aviación adversaria, el dominio del aire a través del combate aéreo y de la destrucción de los aeródromos enemigos se convirtió en adelante en una premisa estratégica.

Se establecieron maniobras de combate que, incluso con el inmenso avance de la aviación, permanecen vigentes como movimientos básicos de aparatos y pilotos. Así, por ejemplo, el 'giro Immelmann', en homenaje a su inventor, el as alemán Max Immelmann.

Fuente:

5 de julio de 2014

La Gran Guerra, cien años que parecen ayer

Listas de nombres irlandeses grabados en piedra con fechas de nacimiento y muerte en iglesias, bajas en combate detalladas en estaciones de tren, monumentos con descripción de escuadrones, buques hundidos, de lugares casi siempre lejanos.

Trafalgar (1805), Waterloo (1815), Crimea (1853-1856), Isandhlwana (1879), etc. aunque los uniformes puedan dar una idea, muchas veces hay que acercarse hasta las placas para comprobar si el enorme soldado de bronce o el general armado con todos los laureles posibles pertenece a la Primera o a la Segunda Guerra Mundial.

La Historia militar de Reino Unido e Irlanda está trufada de victorias, de viejas glorias, de éxitos militares, pero es que los británicos son verdaderos especialistas en recordarlo.

En un pueblo al que le gusta preservar las tradiciones, los 100 años de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) debían conmemorarse a lo grande: es una cifra lo suficientemente redonda como para no pasarla por alto.

No hay más que mirar el enorme cenotafio en pleno Whitehall, construido en 1919 y decorado con la contundente frase 'Los muertos gloriosos'. En su base siempre tiene coronas de amapolas, flores de tela, símbolo de la Gran Guerra.

Fuente:
- "Las amapolas que transformaron Gran Bretaña e Irlanda para siempre".

29 de junio de 2014

La reina Isabel II "renuncia" al Trono de Hierro

La reina Isabel II ha visitado junto al Duque de Edimburgo el set de rodaje de Juego de tronos en Irlanda de Norte.

Allí, la monarca saludó a las estrellas de la serie basada en la saga de George R. R. Martin e incluso posó junto al Trono de Hierro.

Los mandatarios británicos no hicieron solos esta visita por Poniente, el Primer Ministro de Irlanda del Norte, Peter Robinson y el viceministro Martin McGuinness, les acompañaron en este tour por el set de rodaje.

Durante su visita, la reina tuvo la oportunidad de ver algunos de los trajes que lucen los actores de la serie, así como una réplica del Trono de Hierro. La reina también tuvo la oportunidad de saludar a algunos de los miembros del reparto, como Maisie Williams (Arya Stark), Lena Heady (Cersei Lannister), Sophie Turner (Sansa Stark) o Kit Harington (Jon Nieve).

Fuente:

27 de junio de 2014

'Historia de España Antigua II. Hispania romana' -VVAA

Para comprender la Historia celta de Irlanda conviene repasar la celtíbérica, ya que ambas comparten el desarrollo de la Cultura de los Campos de Urnas y una similar organización política y social.

Para ello, analizaremos las fuentes históricas más antiguas de los celtas peninsulares. La sumisión de Lusitania -actual Portugal- favoreció a los romanos la conquista de Galicia. En el 137 a. C., Décimo Junio Bruto (180-113 a. C.) cruzó el Duero y se dirigió al valle del Miño.

Los celtas bracarenses resistieron con valentía, participando en las luchas los niños y las mujeres. El triunfo de Bruto fue ampliamente reconocido en Roma y se le dio el nombre de Galaicus. La vía de penetración hacia las minas de Las Médulas y la ruta comercial del Atlántico estaban aseguradas.

Resta, por fin, una valoración de la personalidad histórica de Viriato. Gundel ha visto en sus campañas contra Roma un objetivo político claro: la independencia celtíbera de Roma y la búsqueda de la expansión en el intento de hallar nuevas tierras.

Fuente:

18 de junio de 2014

Kinsale (1602), fallo de coordinación

A la hora de analizar la batalla de Kinsale (1602) desde el punto de vista hispano-irlandés para encarar las causas de la derrota, es difícil evitar las controversias entre los mandos irlandeses y españoles.

La historiografía irlandesa ha hecho hincapié en la falta de cooperación mutua y en la supuesta inactividad de Juan del Águila, que desembarcó al sur de la isla.

Las tropas irlandesas habían sido entrenadas para intentar combatir al modo europeo, con el objetivo de convertirse en un ejército moderno.

No obstante, si Hugh O'Neill creía que sus fuerzas podrían ejecutar la formación española de un tercio, se equivocaba de pleno. Hasta aquel momento, los irlandeses siempre habían combatido a la defensiva, excepto en las incursiones de saqueo o contra pequeñas columnas inglesas.

Las fuerzas irlandesas realizaron una deplorable marcha de aproximación hacia Kinsale, con la vanguardia perdiendo el camino y la retaguardia perdiendo el contacto con los hombres de O'Neill. A pesar de mantener el clásico despliegue, los enlaces fallaron y las unidades estuvieron peligrosamente demasiado separadas entre sí, incrementándose de forma innecesaria el riesgo de no poder prestarse apoyo mútuo en caso de un repentino ataque inglés.

Aquel 3 de enero 1602 falló la comunicación, pero sobre todo falló el intentar acoplar la organización militar de los tercios españoles a un estilo de combate irlandés todavía celta.

Fuente:

14 de junio de 2014

'Juego de Tronos', rodada en Irlanda

Los vigilantes del Muro. Llegamos al penúltimo capítulo de Juego de Tronos y ha sido muy volátil.

Un grupo de salvajes (con algunos gigantes montados en mamuts) atacaron el Muro, Jon Nieve se convirtió en el líder que sabíamos que era y los hermanos fieles a o comprometidos con la Guardia de la Noche demostraron su valor. Poniente, o Irlanda del Norte, se está preparando para que la serie tenga un final fantástico.

En Irlanda del Norte nunca estás lejos de alguna de las maravillosas localizaciones de 'Juego de Tronos'. Pero nosotros los conocemos por sus auténticos nombres... Como las praderas de Dothraki en el valle de Shillanavogy en el Condado de Antrim, el Camino Real que pasa por los 'Dark Hedges' hasta Armoy, o el puerto de las mitológicas islas del Hierro en Ballintoy.

Se han rodado más partes de la serie en Irlanda del Norte que en ningún otro lugar del mundo. Así que emprende el viaje, es el momento de explorar nuestro itinerario de tres días de 'Juego de Tronos'.